Fragrance

El olfato es uno de nuestros sentidos más evocadores. En milisegundos, activa nuestra relación con multitud de recuerdos emocionales y afectivos.

El olfato activa nuestras neuronas incluso antes de que podamos ser conscientes de ello. Su influencia sobre los individuos es tremendamente condicionante, incluso si el individuo no es del todo consciente de su presencia.

El marketing olfativo es una de las áreas donde, aunque hay mucha profesionalidad, se cometen más errores. Es muy difícil reconocer las reacciones emocionales al estímulo olfativo.

Hasta ahora…

Con nuestros equipos de EEG, podemos acceder a una información 100% objetiva y así complementar el trabajo de los profesionales que desarrollan estos aromas. Podemos descubrir los valores emocionales que evoca; los atributos asociados (frescor, o naturaleza, o elegancia, o madera, o joven…); Podemos comprobar si su fragancia se asocia con el tipo de producto al que se le aplica…

Nos aseguramos de que todo su esfuerzo, acabe siendo 100% eficaz y rentable.